Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Ir abajo

Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  rptgomez el Mar Oct 23, 2018 9:21 am

Muy buenas a todos. Si me lo permitís, voy a incluir a continuación el capítulo de introducción a este trabajo que publiqué hace un tiempo: "Breve tratado para evitar convertirse en un calzonazos". No es publicidad gratuita, es algo muy importante para mí, tan solo pienso que puede ser de mucha utilidad a muchos de los que frecuentan este foro. Cuento, de una forma respetuosa pero clara, cómo me sentí durante años hasta que decidí romper con mi relación (y cambiar de vida). Lo podéis encontrar en Amazon aquí: 

https://amzn.to/2PQoOco

He dedicado mucho esfuerzo a su elaboración. 

¿Qué he aprendido en estos años? Que las relaciones hay que alimentarlas en el día a día, que somos felices "cuidando" de los demás, que también debemos de cuidar de nosotros mismos, que las relaciones terminan porque nuestros valores han evolucionado de forma diferente, etc. Sobre todo eso, con ese título algo comercial, es de lo que hablo en este trabajo.

Estoy de lleno metido en otra obra acerca de cómo mantener viva la llama en una relación. Se puede hacer, es lo que hago y vivo con mi nueva pareja desde hace un año. Quiero y necesito hablar de todo ello, a modo de catarsis.

Aquí os dejo la introducción. Me ayudaría mucho compartir experiencias y si hay quienes se han sentido como yo, en menor o mayor medida.

Si alguien lo quiere en papel, que me lo indique y se lo envío. Gracias a todos.

---


> Introducción <


Todavía no sé si es la crisis de la mediana edad (teniendo en el momento de escribir esto cuarenta y pocos años), la conciencia de que muy posiblemente atraviesas el ecuador de tu vida o bien la aceptación aterradora a la que debo hacer frente sí o sí, pero lo cierto es que perdí los últimos años de mi vida junto a la mujer equivocada.
   
   Esto no es una biografía divertida de un tío calentorro que decide separarse para embarcarse en una vida padre con menos responsabilidades, ligar más que nunca con la aplicación de contactos de moda y que ahora recuerda con gusto la película que vio de joven con el carpe diem que me parió de la película de Robin Williams. 
   
  Muchas feministas radicales de Femen estarían encantadas de escuchar un relato así: “otro macho alfa que piensa con un pene disminuido”. Me temo que no. Me considero un padre y un hombre del siglo veintiuno. Crié a mis hijas desde el minuto uno, con tanta dedicación como la de mi pareja, desarrollando un instinto paternal que no sé si es normal pero que desde luego puedo equiparar perfectamente al instinto maternal de una mujer. Ups, lo siento, aquí va la primera pulla que seguramente haga pupa a muchas mujeres que se arrogan el derecho de ser las únicas en poder criar a un niño: hay hombres que también podemos, porque la igualdad, precisamente, si nos la creemos de verdad, también va de eso, entender cierta masculinidad implicada y responsable y absorber parte de roles hasta ahora exclusivamente femeninos, y del mismo modo, (y enfatizo) exactamente del mismo modo, en que ellas ahora, afortunadamente, pueden asumir y atribuirse roles tradicionalmente masculinos. En mi experiencia, “la igualdad” ha sido instrumentalizada por algunas mujeres para quitarnos a los hombres parte del poder que hemos ostentado hasta ahora, y será bueno que así sea, pero también se utiliza para despojarnos y que sean ellas hacia las que ahora se incline la balanza, cuando el objetivo, creo, es el de alcanzar cierto equilibrio, llámese equidad, igualitarismo o conciliación. Si esto resuena en tus oídos en medio de cierta frustración que no puedes describir con palabras concisas, entonces tienes todas las papeletas de que ya eres un auténtico calzonazos.
   
   Esto no es tampoco al lamento tardío de un hombre frustrado; soy consciente de mis errores en cuanto a mi relación de pareja. Cuando una relación termina, es inútil buscar culpables y lo único responsable es mirar hacia el futuro. Tan solo quiero analizar por qué llegué a esa situación y avisar a otros que quizá se encuentren en una fase de la relación que estén a tiempo de salvar.  
   
   Dejé a mi pareja, cambié mi forma de vivir en los doces meses más convulsos de mi vida; ahora disfruto de una feliz custodia compartida en la que educo a mis hijas con mis propios valores. Soy empresario, un trabajador responsable, gasto, ahorro, invierto, en fin, pienso en mi futuro, y en el de ellas, mis hijas.
   
   La cuestión que me planteo en este tratado, tan breve como directo, es: ¿cómo he llegado hasta aquí?
   
   He sufrido mucho por las decisiones que tuve que tomar; lo pasé mal por la indiferencia de muchos y por la indignación de muchas conocidas al creer que abandoné a mi anterior pareja por otra, como si eso, por otra parte, fuese un delito, e ignorando tantas cuestiones desequilibradas en la relación que nos hacían sufrir. Las cuestiones que voy a responder en las siguientes páginas no tienen nada que ver con el rencor y resentimiento que haya podido acumular en mi propia experiencia personal, afortunadamente ya superados hoy día; se trata de comprender mejor por qué unas relaciones tienen fechas de caducidad y cómo puedo apreciar los mismos síntomas en muchos conocidos que aún no conocen el nombre de su enfermedad: son unos calzonados que viven bajo la sombra de una mujer abarcadora y hasta cierto punto, tiránica. Aquí va un consejo: olvida y supera el rencor y el resentimiento cuanto antes, eso solo te ata al pasado.
  
   Si sufres, si tu relación no te llena, si discutes más que hablas, si te sientes un cero a la izquierda…, entonces surge el espacio necesario para el cambio: una nueva persona, un nuevo hogar donde vivir, lo que sea, pero si esa insatisfacción esencial no existiese, esto último tampoco tendría lugar.
   
   Los habrá quienes sufran diferentes grados de esta dolencia que llamaré calzonitis, propia del homo-calzonazos (si es que está diagnosticada con algún nombre clínico que lo haga parecer más interesante). Otros estarán comenzando a padecer (y sin capacidad de reacción), una dinámica que los conducirá a ser el instrumento útil de una mujer dominatrix. Si alguna vez has sentido pero no expresado ni siquiera en privado que tu mujer comienza a dominarte, o que te sientes dominado, sigue leyendo, te puedes ahorrar años de sufrimiento o, incluso, puedes rectificar tu misma relación para que esta evolucione del modo correcto. Muchos hombres, por pura vergüenza, no reconocemos este problema. Además, lo que he aprendido en estos años es que las relaciones, igual que las personas, además de requerir de un esfuerzo continuo, también evolucionan, pero si tú y tu pareja no lo hacéis alineadas, en paralelo, de forma sincronizada, lo pillas ya, ¿no?, entonces vas a estar muy jodido.
   
   Este breve tratado es para hombres, aunque también las animo a ellas a leerlo. Este consiso trabajo no es crítico ni pone a parir a cierto tipo de mujeres, que ya tienen bastante con aguantarse a ellas mismas. En las siguientes páginas no vas a escuchar nada que suene mínimamente machista, ni feminista, nada que indique que él era mejor y ella peor o al revés, para nada. No tiene nada que ver con esas divisiones maniqueístas en las que es muy fácil caer y crear polémica.
  
   Con todo el respeto del que puedo ser capaz, tan solo voy a explicar desde mi exclusiva experiencia personal, por qué mi relación falló, por qué me separé de mi mujer después de quince años de convivencia y cómo puedes evitar convertirte en el calzonazos de nadie (lo que fui yo durante más años de los que me gustaría reconocer). Porque me temo que esta es una dolencia de la que nadie habla: el homo-calzonazos que, por una igualdad mal entendida, termina siendo enajenado de sus propias necesidades, sexuales, afectivas y también emocionales.
   
   Te voy a dar los pasos a seguir para detectar si eres un buen ejemplar calzonazos o uno en ciernes, si tienes remedio o si, afortunadamente, te das cuenta de que eso le está pasando al pobre de tu cuñado (R.I.P.).
  
   Con humildad, pero con claridad, sin ambivalencias sexistas pero desde la óptica de un hombre, sin enaltecer la soltería pero sí la necesidad de convertirte en separado o divorciado en un momento de tu vida, voy a compartir todo lo que he aprendido de las relaciones de pareja, de cómo deben evolucionar de una forma sana y equilibrada (e-qui-li-bra-da, palabra importante que repetiré a menudo) y de las amenazas que planean sobre ella y que terminan ante un juzgado bajo el término de divorcio, separación y convenio de colaboración si se da el caso.
   
   Con profundo respeto por la mujer, criticaré sin ambigüedades ni corrección política cómo algunas han comprendido mal el concepto de igualdad, o lo utilizan a su egoísta conveniencia, convirtiéndola en baluarte de otra desigualdad, pero esta vez en contra del género masculino personalizada en los pobres de sus maridos o parejas.
  
   He vivido una mala experiencia, no lo puedo negar, pero ello me sirvió par tener ahora una mejor experiencia con mi nueva pareja, en una relación que ahora sí evoluciona y crece de forma equilibrada y con mejor madurez emocional.  O eso espero.
   
   Sostengo que muchos hombres deberían mejor vivir solos y no aguantar a parejas que han terminado vampirizándolos de un modo u otro (te diré por qué). Hombres responsables que creen que cumplen con su rol masculino y paterno pero que al llegar a casa encuentran un ambiente hostil bajo la forma de gritos, de falta de reconocimiento y reproche continuo por nimiedades. Hombres que no se sienten reconocidos lo suficiente en su trabajo de padres a pesar de haber participado en la crianza en todos sus aspectos. Hombres sensibles que si bien nos gusta echar un polvo pasional y en condiciones con una mujer que nos pone, también necesitamos cierta comprensión emocional y hasta afectiva y sentirnos queridos y apoyados en nuestras responsabilidades. Esto es, ni más ni menos que ellas.
   
   Yo no tuve nada de eso, y hasta hace pocos años pensé que yo era el problema, de que era yo el que hacía algo mal o me equivocaba en esto y en lo otro, hasta que comprendí, después de numerosos intentos de cambiar las cosas, sin ningún género de duda, que mi problema verdadero era que me habían convertido en un auténtico calzonazos.

rptgomez

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  aldo323 el Mar Oct 30, 2018 2:44 pm

Grupo de ayuda de watts app

https://chat.whatsapp.com/FNeyDCMZKRU8CRa2WoNXti

Enviado desde Topic'it

aldo323

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

En papel

Mensaje  rptgomez el Sáb Nov 17, 2018 2:54 am

Por cierto, ya se puede pedir la guía en papel por Amazon: https://amzn.to/2BdYF2F

rptgomez

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  José el Mar Nov 27, 2018 7:52 pm

De que trata el grupo de ayuda?

Enviado desde Topic'it
José
José

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 27/11/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  rptgomez el Miér Nov 28, 2018 7:52 am

Hola, ese grupo de ws no tiene nada que ver con el libro, no sé quién ha puesto el mensaje. Gracias.

rptgomez

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  Menchu el Miér Nov 28, 2018 11:43 am

Hola José... Del d ayuda no t digo nada porque no m interesa su administrador.. Pero tenemos un grupo d wassup en el que hablamos de todo, experiencias, como han sido nuestros divorcios, como es nuestro día a día en general, no somos profesionales, no es un grupo de ayuda es más bien un grupo de gente que intenta llevar un divorcio de la mejor manera posible. Si te interesa m puedes mandar tu teléfono, igual que a todo el que Le interese participar.

Menchu

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  Menchu el Miér Nov 28, 2018 11:44 am

Hola José... Del d ayuda no t digo nada porque no m interesa su administrador.. Pero tenemos un grupo d wassup en el que hablamos de todo, experiencias, como han sido nuestros divorcios, como es nuestro día a día en general, no somos profesionales, no es un grupo de ayuda es más bien un grupo de gente que intenta llevar un divorcio de la mejor manera posible. Si te interesa m puedes mandar tu teléfono, igual que a todo el que Le interese participar.

Menchu

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  aldo323 el Miér Nov 28, 2018 2:59 pm

Así es no son profesionales, son enfermos mentales que te asesorarán a ser como ellos, si no les rindes pleitecia a ANA y Menchu, te votan con cualquier pretexto idiota.

Enviado desde Topic'it

aldo323

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  Menchu el Jue Nov 29, 2018 12:19 am

Aldo aquí el único enfermo mental eres tu.. Además diagnosticado... Me estas tocando ya las narices con tanto insulto porque tu obsesión esta rondando el acoso... Te lo digo por última vez... Deja de nombrarme para insultarme porque te aseguro que tomaré medidas, haré que revisen todos tus comentarios e insultos hacia mi y que te expulsen del foro porque rompes todas las normas para estar aquí. Olvídate que existo, dedícate a resolver tus problemas con la justicia, que por algo los has de tener y que te vaya bien.

Menchu

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  aldo323 el Jue Nov 29, 2018 6:08 am

En atención a tu escrito respondo lo siguiente.

1. Especifique el profesional que me diagnostico como Enfermo Mental.

2. Especifique puntualmente cuáles han sido los insultos de los cuales ud me acusa.

3. Especifique cuáles son los problemas que ud refiere que tengo con la justicia, ya que ducha frase es difamatoria y sere yo quien tome medidas legales.

Finalmente exhortarte a ti, Rafael, Ana y todos los miembros de tu grupo de ayuda para personas con enfermedades psiquicas por separaciones y divorcios a olvidarse por siempre de mi,
Debido a que yo no tengo el más mínimo interés en seguir respondiendo sus acusaciones sinicas y menos aún dispongo de tiempo.

Les deseo mucha suerte en su mejoría, bienestar y salud desde las profundidades infernales de las patologías psíquicas.

No permitiré que me sigas contaminando con patologías que son tuyas y en lugar de reconocerlas me las atribuyas a mi.

Enviado desde Topic'it

aldo323

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Respeto

Mensaje  rptgomez el Jue Nov 29, 2018 6:38 am

Hola, me habéis estropeado el hilo con esos comentarios que no tienen nada que ver. Por favor, respetemos las normas del foro. Saludos.

rptgomez

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción: "Breve tratado para evitar convertirte en un calzonazos"

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.